El estrés es un factor presente en nuestra vida diaria, y todos alguna vez hemos sentido la necesidad de relajarnos y desconectar de todo. Pero como cada persona es un mundo, existen muchas formas de relajarse. Ponte cómodo (y relajado) y descubre estás actividades que te dejarán la mente como nueva:

¡Mímate!

relaxDate el gustazo. El spa es el templo sagrado para muchos en las situaciones de estrés, y lugar de peregrinación en las vacaciones. ¿Sabías que la palabra spa tiene su origen en la época romana? Se trataba de una ciudad belga conocida por sus termas. Si estás por Cádiz, una opción recomendadísima es Hammam Andalusi, unos baños árabes que te dejarán como nuevo. También tienes la opción de visitar los centros de belleza con sus miles de tratamiento para quitarte el estrés de dentro y dejarte perfect@ por fuera!

Vamos de paseo…

paseoHay personas que son muy inquietas y eso de tumbarse en el spa no es lo suyo. Los más activos suelen desconectar dando un buen paseo al aire libre, ya sea a pie o en bicicleta, mientras descargas toda la tensión contenida. Y el escenario es amplio: la playa, el parque, la ciudad, mientras vas de compras…

Además es beneficioso para la salud. Aparte de combatir el estrés te permite fortalecer las piernas y el sistema circulatorio. ¡Todo ventajas!

Namasté:

yogaHora de dejar la mente en blanco.Como no podía faltar actividades físicas como pilates o yoga, unas técnicas fantásticas  de relajarse y hacer ejercicio a la vez.

Al igual que el paseo, te ayuda a tonificar cada parte del cuerpo, a la vez que entrenas la flexibilidad.

Además favorece a la meditación, la concentración y las técnicas de respiración… Inspira…Expira…

¡Hogar dulce hogar!

Casa¿Nunca has tenido la sensación de que en casa nada malo puede pasarte? Es como si existiera una barrera invisible que repele todo lo malo del mundo. Aquí mandamos nosotros. Y lo mejor de todo… ¡en casa siempre hay de todo para relajarse! Un baño calentito, una siesta después de comer, el sofá que siempre está tentando a que te tumbes a ver la tele…acompañado de unos snacks que has sacado de la nevera… a ver una película que has cogido de la estantería…Los videojuegos también ayudan mucho. Sírvete tú mismo 😉

Viaja a otro mundo…

LeerNo, no queremos decir que vayas reservando un vuelo. Te invitamos a que escapes un poco de la desastrosa realidad en la que nos vemos a veces a través de los libros. Una buena novela acompañada de una buena taza de té o café es una combinación magnífica! (ojo, y en invierno se unen las mantitas calentitas!) Algunas cafeterías se han sumado a esta tendencia y colocan estanterías con libros para leer mientras estás en el establecimiento. El género de la novela ya lo eliges tú.

 

El amigo que nunca falla

amistadParece que no, pero en ocasiones, no es obligatorio estar solo para relajarse. Una charlita terapéutica con tu mejor amig@ que sabes que te va a comprender ( y si no, seguro que te da un consejo valiosísimo). Además, disfrutarás de una sesión de risas y confidencias inolvidables. Y si lo que quieres es disfrutar con tu compinche de una noche de fiesta ya sabes… a ponerse guap@ y  a quemar la ciudad!

¡Ponte el delantal!

CocinarSi eres un chef en potencia, este es tu turno querid@. De las mejores formas de relajarse que puede haber. Los apasionados de la cocina lo saben. Disfrutan con sus cinco sentidos: las texturas, los olores, el sonido de ese guiso cocinándose…

Es un momento perfecto para desconectar de todo el estrés que nos rodea, ahí solo están los ingredientes y tú. Las ventajas que tiene esta actividad es la mejora en la capacidad organizativa gracias a la programación de tiempos de cocción o medida de ingredientes por ejemplo. Además estimula la concentración ya que tienes que estar atent@ a lo que se está cocinando.

Otro punto a resaltar: no tiene por qué ser una actividad en solitario. ¡Cocinar en pareja es más divertido! Bon apetit!

Shhhhh….

SilencioEl silencio es muy valorado por algunos amantes del relax en estado puro… Tanto es así que los monasterios se han convertido en el refugio de miles de personas que acuden allí a meditar, y a limpiar su mente de energías negativas. ¿Cuánto aguantarías en un retiro espiritual sin decir ni mu?

¡Acaba con todo!

RomperEn ocasiones, no todos pueden calmar su ansiedad con técnicas relajantes o como las actividades descritas anteriormente. Me refiero a esos casos  en los que la tensión se calma con la destrucción. Ya lo habrás visto en las películas. Esas escenas de rabia y de impotencia en las que el protagonista destruye su habitación entera. Menos mal que han habilitado locales en los que por un periodo de tiempo, puedes destruir tooooodo lo que quieras (oye, mejor que destruir tus propias cosas es).

 

Emociones fuertes…

saltoSi si, lo que estás pensando. Lo más típico y sonado es la relajación a base de masajes, música ambiental y baritas de incienso… Pero lo bueno de vivir en comunidad global es que hay de todo en la viña del señor (como decían las abuelas). Así que por supuestísimo no podemos terminar el post con un plato fuerte… Esas actividades…el puenting o el paracaidismo. Esas que te ponen el corazón a mil por hora descargando adrenalina. De ello se encarga Descubre el Sur en su sección de aventura y deportes.

 

 

¿Quién dijo que relajarse era cosa de tumbarse y no hacer nada? 😉

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies