Siempre ha gustado mucho en Cádiz, sea de la época que sea, un tomar el sol en una azotea, un cotillear a los vecinos o un relajarte a la hora del atardecer, con amigos y buen vino.
Además de todo eso, servían las azoteas para vigilar el mar y todo lo que en él moraba. Los comerciantes eran los primeros que custodiaban el tráfico de barcos para sus negocios.
Pero la ciudad, antaño pequeña y familiar, fue creciendo y cada vez era más difícil ver el mar desde sus casas. Subían a las terrazas y aún así costaba otear el horizonte. Fue ahí cuando la imaginación gaditana, con su capacidad para adaptarse, buscó nuevamente una solución, de estética prodigiosa, a un problema de difícil solución.
Eran las ventanas que los comerciantes usaban para estar atentos al frenético movimiento de barcos, fragatas y barquitas, que en la trimilenaria Cádiz había. Ya fuera esperando un navío que salvara sus negocios, trajera de vuelta a familiares o, simplemente, noticias allende de los mares. Cada comerciante quería anticiparse a los demás diferenciando su torre vigía, es aquí donde vemos los primeros conceptos de marketing, el conocido marketing del mar, ya que podía darle ventaja sobre el mercado. Así, en el siglo XVIII, no había comerciante gaditano que se preciara que al construir su casa, normalmente en la zona de poniente por su cercanía al canal de entrada, no sumara a ella el añadido de una torre mirador. 
Cádiz se convertirá en ese tiempo en una de las ciudades más cosmopolitas de Europa, con todo tipo de comercios y comerciantes (ingleses, holandeses, italianos, etc). Con un nivel de vida altísimo era una de las ciudades más hermosas tanto por su arquitectura como por su calidad de vida. Y aunque el monopolio del comercio con América terminó en 1765, esto no afectó tanto como podía parecer debido a la magnífica situación de la ciudad y a la inteligencia de los comerciante gaditanos que supieron mantener la actividad comercial incluso en tiempos tan convulsos.


Fotos sacadas del blog: Paseando por Cádiz 

En este vídeo se pueden ver algunas, las que han aguantado el paso de los años sin derrumbarse.

A continuación, vemos gracias a TORRETAVIRA CÁMARA OSCURA dos fotos, sacadas de un enlace a un pdf, en el que veremos y entenderemos mucho mejor la idiosincrasia gaditana respecto a las torres vigías:



Aquí vemos los diferentes tipos de torre vigía que se construían. Dibujo de TORRE TAVIRA CÁMARA OSCURA.



Y esto sería un corte transversal en la propia torre vigía. Dibujo de TORRE TAVIRA CÁMARA OSCURA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies