Que Cádiz es una provincia con alto atractivo turístico es algo que sabemos todos, pero… ¿sabemos cuáles son exactamente sus puntos fuertes y débiles como atractivo turístico? La mayoría de la gente tan solo mencionará la playa o el clima, cuando en Cádiz hay numerosas actividades y diversas oportunidades para disfrutar de una provincia única que reúne cualidades que no se dan en casi ninguna parte.

Hace dos semanas realizamos un sondeo de opinión mediante Twitter y Facebook en búsqueda de conocer de primera mano que piensan nuestros seguidores con respecto a este tema, y sus respuestas son la base de este artículo y la infografía que creamos y resume visualmente sus opiniones. En la entrada de hoy expondremos en profundidad los puntos débiles de la provincia, ya que nos parece apropiado comenzar por lo más “impopular”, y la semana que viene hablaremos de los fuertes para que podamos opinar durante un periodo de tiempo razonable de unos y otros.

1. Gestión administrativa: la queja mayoritaria de todos los seguidores se centra en el hecho de que no hay una correcta gestión por parte de la Administración Pública de todo el patrimonio turístico y oportunidades de Cádiz. Existe una lentitud manifiesta en la mayoría de gestiones para agilizar y mejorar el turismo, algo que podemos ver claramente reflejado en las interminables obras del Teatro Romano, pues se está dejando de aprovechar un activo turístico de gran valor. Se necesita mayor cohesión de los organismos públicos y el tejido empresarial, pues está demostrado que es el camino a seguir para evolucionar y conseguir convertir a Cádiz en un destino turístico aún más atractivo de lo que ya es.

Obras del Teatro Romano (foto de El País)
2. Fomento: ¿los turistas saben todo lo que hay en Cádiz? ¿Se les da a conocer todos los atractivos que ofrece la provincia? Podemos afirmar rotundamente que no. Cuando un turista viene aquí, en un alto porcentaje de los casos solo viene pensando que “Cádiz = playa”, algo que no deja de ser cierto pues las playas que hay aquí son magníficas, pero es que hay mucho más. Sobretodo destacaría el nulo fomento de la provincia como atractivo turístico de interior, tenemos una Sierra preciosa, llena de parques naturales y con una ruta de los Pueblos Blancos que ya la quisieran muchas otras provincias, ¿por qué no fomentar todo esto y aprovecharlo? Se necesita gestionar una campaña de fomento para potenciar los “otros” valores turísticos de Cádiz más allá de la playa, el pescaito frito y el carnaval.

3. Desempleo: este punto es tan evidente que duele hablar de él. Cádiz es una provincia con desempleo estructural y que sufre por la estacionalidad turística, ya que durante el verano se consigue emplear a gran parte de la población pero el resto del año la oferta laboral es mínima e incluso inexistente. El hecho de que el ciudadano no encuentre trabajo no ayuda a que la provincia mejore turísticamente porque no se consigue a un ciudadano comprometido y que ayude a mejorar la imagen de la provincia, sino todo lo contrario. El turismo podría solucionar gran parte de este problema si es posible conseguir la desestacionalización.
 
4. Comunicaciones: si preguntas a casi cualquier persona de la provincia te dirá que las comunicaciones de Cádiz son deficientes y que en otras provincias se gestionan mucho mejor, y tienen toda la razón. ¿A dónde queremos ir a parar con un transporte público insuficiente e ineficiente? ¿Y con carreteras que ni siquiera llegan a todos los puntos de la provincia para desplazarnos? Conseguir llegar al interior ya es una odisea para una persona de la provincia, pues las comunicaciones son deficientes, por lo que no quiero imaginar como de difícil sería para un turista moverse en coche o en autobús para realizar su travesía turística por Cádiz.
 

Alcalá de los Gazules, uno de tantos paisajes y pueblos de interior de reclamo turístico (Foto de Cádizturismo.com)

5. Estacionalidad: como se apuntó en el punto 1 existe un prejuicio general de generalizar que Cádiz es únicamente provincia de playa y sol, por lo que tan solo es una provincia para visitar en verano. Esto hace mucho daño al resto de la oferta turística de la provincia, la cual se ve maltratada por esta estacionalidad existente en la que la mayoría de españoles tan solo concibe venir a Cádiz si hace buen tiempo, olvidando (y lo vuelvo a remarcar otra y otra vez) todo el interior de Cádiz y su oferta turística. Este es un problema que es asunto de Cádiz, por supuesto, pero que va mucho más allá y debería de gestionarse a nivel autonómico y nacional para conseguir un buen flujo de turistas en la temporada baja de otoño, invierno y primavera.


Hasta aquí los cinco puntos débiles principales de la provincia que nuestros seguidores recalcaron más durante sus aportaciones y con las que estamos claramente de acuerdo, la próxima semana hablaremos de los fuertes. Tenemos que remar entre todos para conseguir que la próxima vez que se haga este sondeo de opinión, al menos alguno de estos puntos débiles no aparezca en esta lista, y eso es algo que podemos conseguir con trabajo y esfuerzo.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies